jueves, 3 de marzo de 2011

Al palo (Osasuna – Deportivo)

Al palo. No pudo ser. Los partidos de miércoles son por muchas razones los favoritos para mucha gente. La semana se hace mucho más corta, aprovechas para comerte uno de esos bocatas espectaculares (recomiendo, como no, una buena tortillita de atún o en su defecto unas magras con tomate) y de paso ves un poquito de fútbol en directo. Yo era de esos, de los que era feliz bajando al viejo Sadar entre semana. Pero la vida da muchas vueltas y ahora, en mi particular exilio, me tengo que conformar con mal-ver los 'Wednesday night football' usando medios dudosamente legales. Es lo que tiene. Prometo no fallar a mi cita dentro de dos domingos. Mientras tanto, aquí van mis (pixelados) comentarios sobre el empate entre Osasuna y Deportivo:

  1. Es lo que tiene. Sí señores. Es lo que tiene cambiar de entrenador a mitad de temporada. Si cuando yo pienso que no es una buena idea no es porque crea que el que viene lo hará peor que el que ya estaba. Ni porque no vea que los jugadores van a tener una motivación extra. Es porque conlleva unos riesgos que a veces pueden ser letales. Ojalá Mendi, con unas ideas futbolísticas mucho más atractivas que Camacho, hubiera venido en pretemporada. Pero la realidad es que el nuevo entrenador ha llegado en febrero y no ha tenido tiempo para inculcar su filosofía al 100% a los jugadores. Ni siquiera ha tenido tiempo para experimentar con las posiciones, con los esquemas o con la estrategia. Las pruebas que en condiciones normales se harían en un amistoso contra el Huesca o Numancia de golpe y porrazo se hacen en partidos con todo en juego. Y los experimentos, como bien saben los científicos, pueden salir bien, mal o regular. El primer día fue de cine, el segundo salió mal y el tercero ha ido regular. ¿Cómo irá el cuarto?
  2. Filosofía. La realidad es que la filosofía de Mendilíbar, como ya he comentado antes, es lo que llevamos años buscando en Pamplona. Agresividad y manejo del balón (por mucho que Camacho se empeñara) no deberían estar reñidos. ¿Alguno de vosotros se ha desesperado esta noche porque Puñal, Monreal o Masoud han fallado pases o controles? Bueno, pues es porque el balón pasa por sus pies muchas más veces que antes. Al bueno de Patxi se le había olvidado ya lo que era tener que recibir un balón de espaldas y girarse o buscar a Neko. Monreal ni se acordaba de la última vez que tuvo dos apoyos para sacar el balón jugado y no buscar directamente a un delantero. Ahora Osasuna intenta mover el balón, circular, dar apoyos en corto, cambiar de orientación, jugar por las bandas (que no es lo mismo que esperar a que uno de la banda reciba un rebote de un melón en largo). Me gusta la filosofía de Mendilíbar. Ojalá sus aportaciones positivas venzan a las desventajas de las que hablaba en el punto anterior.
  3. Cejudo. Coño, ¡si parece bueno! Ya era hora de que le viésemos en acción y se confirmaran todos los buenos informes llegados desde Las Palmas. Se le ve atrevido, vertical y habilidoso. Está por ver si es capaz de adaptarse a "nuestro" fútbol, donde la solidaridad y el trabajo están por encima de cualquier individualidad. Pero de momento no tiene mala pinta. Parece que después de todo podemos tener un sustituto de Juanfran.
  4. Lekic/Sola. Era el día perfecto para que ambos dieran un golpe sobre la mesa. Lekic yo creo que ha cumplido. No quiero decir con esto que justifique lo que quiera que haya costado, simplemente digo que ha hecho un partido correcto. Le faltó sin duda más mordiente en el área, donde pudo hacer algo más, pero puede rendir perfectamente como referente arriba. La aguanta mejor de espaldas que el Rifle y gana más balones aéreos. Ahora falta por ver si es capaz de enchufar aunque sea la mitad de goles que el uruguayo. Kike Sola, por su parte, tuvo su oportunidad. Y no solo la de jugar, sino la de haber sido el héroe del encuentro. La tuvo mano a mano con Aranzubía y solo el palo evitó que ahora estuviéramos hablando de que suena para titular para el próximo partido. Una pena, por él y por los tres puntos. Nos habrían venido de lujo.
  5. Autobús. Loti ha sacado su particular autobús, el mismo que te da un meritorio empate contra el Madrid pero que no te permite a aspirar a mucho más del 0-0 contra Osasuna. Nos hemos atascado con una defensa numantina como la del Dépor. Es un aspecto a trabajar y a mejorar, pero me quedo con el detalle de que no hemos perdido nunca la cara al partido y se ha luchado hasta el último suspiro por desequilibrar la balanza.

No voy a extenderme mucho más. No he visto el partido en unas condiciones suficientemente óptimas como para poder diseccionarlo con más detalle. Sé que el desánimo habrá invadido muchas cabezas rojillas esta noche. Pero que la gente esté convencida de que este es el camino a seguir si queremos dar un salto de calidad en Primera. Este año sufriremos, no puede ser de otra manera. Pero con estas ideas y con un poco de compromiso de los jugadores dentro de un año podríamos estar hablando de un equipo con el que disfrutamos mucho al verle jugar a fútbol, esté en la posición de la tabla en la que esté. No podemos darles la espalda ahora.

Aúpa Osasuna!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada